miércoles, 4 de mayo de 2011

NUEVAS AREAS NATURALES PROTEGIDAS EN PERU

Mientras en Uruguay se está extranjerizando el País a pasos agigantados.(Más de seis millones de hectáreas fueron comercializadas de 2000 a 2009 y más de la mitad pasaron a manos de extranjeros, en un país que tiene 16 millones de hectáreas cultivables.) Al menos en Perú se continúa preservando áreas naturales.


 El Ministerio del Ambiente de Perú, a través del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado-SERNANP, reconoció una nueva área natural protegida de administración privada. Se llama Qosqoccahuarina y es la 31 ACP del país y la novena en la región Cusco.


Las 1827 hectáreas que alberga el ACP son de propiedad de la Comunidad Campesina de Rumira Sondormayo, ubicada en el distrito de Ollantaytambo, provincia de Urubamba, y tienen como objetivo conservar la biodiversidad de la zona, priorizando la protección de los nevados, los bosques nativos de Polylepis y los pastizales que se encuentran en la parte alta de la micro cuenca de Patacancha, siendo esta la única fuente de abastecimiento de agua para el consumo humano y agropecuario. 



En ese sentido, gracias a la declaración de Qosqoccahuarina como ACP, se incentivará el estudio y desarrollo de sistemas de manejo, almacenamiento y canalización de aguas, previendo los impactos futuros del calentamiento global.

Por otro lado, por un periodo de diez años, la ACP comenzará priorizando la conservación y uso racional de sus recursos naturales renovables; creará conciencia ambiental en los visitantes y pobladores locales;  promoverá la investigación científica; y fomentará el desarrollo del turismo como una actividad sostenible para el beneficio económico de la comunidad.

La vida tras sus aguas
La ACP Qosqoccahuarina alberga una gran cantidad de especies de flora que a su vez brindan diferentes tipos de servicios ambientales. Entre ellas se destaca la queñua, debido a su importancia para la comunidad se priorizará el control de su tala y quema desarrollando programas de  forestación y reforestación con plantas nativas de la zona.
Asimismo, los bosques que conserva el área son hábitat de numerosas aves silvestres endémicas, en peligro crítico o casi amenazadas. También es posible encontrar mamíferos como el gato andino, la taruca, el puma, el zorro andino, entre otros.




El ACP pretende conservar también las costumbres y tradiciones del poblador andino, que gracias a la zona en la que vive, es heredero de una rica agrobiodiversidad que le puede permitir mantener en una misma parcela más de 50 variedades de papa, numerosas variedades de maíz, más de 10 variedades de quinua, raíces frutales y otros tubérculos.




-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Otra nueva área natural protegida de administración privada; es Pampacorral, ubicada dentro de los límites del predio titulado de la comunidad campesina del mismo nombre, del distrito de Lares, provincia de Calca, departamento de Cusco.

Con una superficie de 767.56 hectáreas, tiene como objetivo principal proteger los ecosistemas de Puya raimondii existentes en dicha comunidad campesina. 



Y cabe resaltar que es esta última la responsable de la administración de la ACP por un periodo de diez años.
Por otro lado, esta ACP también protegerá la parte alta del sistema hidrográfico de Pampacorral, con el fin de mantener los servicios ambientales para la población influenciada por el área.

Asimismo, se fomentará el desarrollo del turismo sostenible que contribuirá al desarrollo socioeconómico de su población; se conservarán los ecosistemas del área para garantizar su abastecimiento de agua para actividades agropecuarias y consumo directo y se priorizará la utilización racional de los recursos naturales renovables.

En ese sentido, la ACP Pampacorral tendrá como una de sus prioridades controlar la tala y  la quema de bosques dePuya raimondii y de queuña desarrollando programas de forestación y reforestación con plantas nativas de la zona.

Los valores del ACP
El valor de conservar las áreas de los ecosistemas altoandinos, radica en que constituyen uno de los pocos bosques andinos que a la fecha se conservan y  contienen hábitats de múltiples especies originarias y endémicas.

Por ello, Pampacorral alberga 56 especies de flora, que a su vez forman parte del hábitat de 52 especies de aves, 13 de mamíferos, 7 de insectos y 6 entre peces, anfibios y reptiles.
Toda esta alta biodiversidad y endemismo propiciarán la promoción de la investigación científica para generar divulgación e intercambio de información a nivel regional, nacional e internacional.

Finalmente, resulta destacable que la comunidad de Pampacorral brinde a esta nueva ACP un valor sociocultural por mantener una cultura viva, originaria y milenaria que se expresa a través de sus prácticas rituales vinculadas a su relación con el resto de la naturaleza de la cual son parte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada