domingo, 2 de enero de 2011

Mensaje de comienzo de 2011

Cuando estamos de cumpleaños, hacemos el balance. Pasado, presente y futuro se encuentran, afloran sentimientos, deseos, vivencias,... Tantas niñas y niños que han dejado su huella...!

Momento de pensar y reflexionar desde aquella época hasta hoy, en como ha cambiado todo, el barrio, la ciudad, el País, el mundo, nosotros, los pequeños. Y nos preguntamos que está pasando con nuestra  amada Madre Tierra, que nos está pasando con la GLOBALIZACIÓN. Hacia dónde vamos?

Parece que nuestros valores caen precipitadamente, el respeto hacia el que se encuentra a nuestro lado ha desaparecido, la gente se ha vuelto egoísta, consumista y muy "yoista". El dar el asiento a una embarazada, al discapacitado, a las abuelas y abuelos, quedó en el olvido. Tampoco se ayuda al no vidente en la vereda o a cruzar. Ni que hablar del tránsito y los peatones. Los celulares, suenan en una clase, una operación... son ya parte de nuestro cuerpo, sin ellos parece que no podemos vivir.

Todo es la gran carrera, y vamos perdiendo cosas muy importantes en el progreso de toda la humanidad. Realmente el no preocuparnos por el de al lado, y actuar de ésta manera es ALARMANTE.

Tenemos que rescatarnos y rescatar lo hermoso que es vivir, compartir en familia, con amigas, amigos, hijas e hijos. Con aquellos con quienes convivimos todos los días: en el bus, la parada, el trabajo. La vida es estar en contacto con otros, darnos cuenta que vivimos dentro de este vientre gigante que es nuestra Madre Tierra, a la cual tampoco respetamos.

Todo puede cambiar, es necesario, sólo depende de nosotros. 
Hay que empezar por casa, como se dice popularmente, por uno mismo, por ver como nos comportamos en la vida con todo y todos. Cambiando nuestra manera de ser día a día, con nuestra ciudad, con nuestra Tierra, nada de andar tirando nuestra basura por todos lados, ensuciando todo a nuestro paso. Se trata de ser RESPONSABLES, con nosotros, los demás, nuestro entorno, y sobre todo con las generaciones futuras, se merecen, un mundo limpio, sano, lleno de amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario